5 Errores de “Estrategia” SEO para salir corriendo

Comparte este artículo:

Si te has decidido a desbancar a tu competencia contratando los servicios de un consultor Seo para que trabaje el posicionamiento en Google de tu negocio, pero no tienes ni idea de cómo elegir correctamente, descartar candidatos es una buena manera de comenzar.

Como consecuencia de una alta demanda, cada vez hay más “consultores Senior”, redes sociales plagadas de agencias y paquetes de servicios al precio que sea necesario. Si no sabes qué tener en cuenta entre tantísima promesa de hacer visible tu negocio entre los primeros 10 resultados de internet, necesitarás disponer de información suficiente para discernir entre un “comercial Seo” y un verdadero profesional capacitado para gestionar tu imagen corporativa.

Lo primero que debes saber distinguir son los perfiles. Generalizando bastante, encontrarás consultores Seo especializados en marcas, negocios y empresas. Suelen hacerlo como freelance y su objetivo es ofrecer asesoramiento Seo personalizado. Es lo que equivaldría a tener tu propio entrenador personal. Otros especialistas Seo funcionan gestionando sus propios proyectos y explotando nichos, siendo perfectamente compatible con ofrecer servicios profesionales a terceros, aunque suelen priorizar sus fuentes internas de monetización. Existen además los profesionales que trabajan para agencias de marketing-publicidad o directamente de posicionamiento web. Estas suelen concentran distintos perfiles, por lo que la variedad de servicios a cubrir es de plano mayor que con los otros perfiles, aunque también necesitan tener una cartera de clientes mayor para rentabilizar los gastos inherentes a cualquier empresa.

Cada uno de los perfiles cuenta con ventajas y desventajas que deberás valorar a la hora de contratar sus servicios. Independientemente del tipo de profesional que escojas, todos deberían ser capaces de presentarte como mínimo:

  • Una auditoría de tu sitio explicándote los fallos o carencias y áreas de mejora,
  • Un plan estratégico de acciones a llevar a cabo para mejorar tu posicionamiento actual frente al de tu competencia,
  • Una estimación de resultados, medibles a corto, medio y largo plazo.

Los tres puntos están contemplados entre las funciones de un Seo y fallar alguno de estos tres, debería ser una señal de alerta. Otros aspectos para tener en cuenta son los años de experiencia, los conocimientos técnicos adquiridos, los recursos competitivos de los que dispone y la capacidad de detectar oportunidades para tu negocio.

Con el propósito de ayudarte a tener una idea clara de qué es correcto y que no lo es tanto, entorno al desempeño de un consultor Seo, te dejo algunos errores que seguro no debería cometer ninguno como profesional.

  1. Usar las mismas estrategias para un nicho que para una marca corporativa.

Los nichos son proyectos concebidos para funcionar durante un tiempo limitado, cubriendo una necesidad concreta del usuario mientras sea rentable. Esto permite implementar técnicas más agresivas de posicionamiento, buscar la conversión más que el branding, restar importancia a temas de reputación, etc.

2. Tratar todos los proyectos mediante un riguroso protocolo de pasos.

Estandarizar los procesos es un buen método, pero no en Seo. Contar con una guía de buenas prácticas es recomendable (no un checklist) pero siempre será necesario ajustarlas a las necesidades y objetivos de cada negocio y sitio web.

3. Ignorar fallos estructurales e internos de tu web y hablarte de posicionamiento.

Que no sepas cómo funciona una web y cómo gestionarla, no tiene por qué ser equivalente a que todo lo que te digan te suene a chino. Puedes instalarte alguna extensión en tu navegador como Seo Quake o abrir una herramienta como PageSpeed ambas gratuitas y tener un primera idea de qué tan bien va tu web antes de contratar algún servicio. Estableciendo una comparativa entre un sitio web que presenta fallos internos y un coche con piezas desgastadas, prometerte ganar una carrera no parece ser el punto de partida apropiado.

4. Incluir en su estrategia de posicionamiento cualquier elemento de una web.

Tu posicionamiento en internet debe responder a los objetivos de tu negocio. Este aspecto es bastante fácil de distinguir. ¿Qué pondrías en el escaparate de tu tienda? ¿Cómo llamaría la atención de tus clientes en tu negocio físico? Si tus ventas, la captación de clientes o el desarrollo de tu negocio no dependen de fotografías en tu local, no será necesario gastar recursos para tenerlas en internet sin ningún criterio que justifique esta decisión.

 5. Páginas legales de tu sitio que no responden a nada.

Para un nicho puede valer esta estrategia, pero no para todo tipo de negocios. Una página legal debe ser redactada por tu asesor legal y cerciorarte que cumples con las directrices exigidas en cada territorio. Lo contrario puede suponerte un problema. Es obligación de tu consultor o agencia solicitarte estos textos, para eso te asesora en el ámbito digital.

Antes de decidirte a contratar un servicio que pueda afectar negativamente a tu marca, negocio o imagen, pon a prueba a tus “candidatos” con situaciones concretas y problemas técnicos reales que deberían estar presentes en su día a día. Intenta buscar información sobre su evolución como profesional dentro del sector, referencias y opiniones de otros clientes. Sería prudente que investigases sobre su propio posicionamiento, es un punto clave para tener en cuenta.

Recuerda que tu web es la cara visible de tu negocio en internet, tu imagen pública. Invertir con lógica para triunfar en Google y obtener buenos resultados, es fundamental.

Más Noticias

Dejar respuesta