Prácticas SEO que quedaron obsoletas

Consejos SEO
Comparte este artículo:

Desde 2011, año en el que salió Panda, la actualización del algoritmo de Google que cambiaría para siempre la internet y el SEO, las estrategias de posicionamiento orgánico han ido cambiando drásticamente. Los robots de los motores de búsqueda son cada vez más inteligentes y cada vez entienden mejor la intención de un webmaster. Sin embargo, muchas prácticas de la vieja escuela han quedado arraigadas en el vox populi, haciendo que muchas veces los principiantes se encuentren ante grandes dificultades.

En este artículo hablaremos sobre las más comunes de esas prácticas que todavía muchos siguen usando y que, en la mayoría de los casos, llevan a penalizaciones por parte de Google.

1.      Keyword stuffing

El keyword stuffing o saturación de palabras clave es uno de los errores en los que más comúnmente se cae. Esto se debe a que en los viejos tiempos esta era una técnica que daba mucho resultado muy rápido. No obstante, estos resultados siempre tuvieron la característica de ser una estrategia a corto plazo, ya que más tarde o más temprano los buscadores se percataban de lo que estaba haciendo el webmaster y recibía una penalización.

Hoy en día esta estrategia no sirve de nada. Las keywords son importantes, sí, pero son útiles sólo en la medida en que encajan de manera natural en el texto. Tu preocupación debe ser siempre ofrecer información de valor al usuario, una respuesta a su búsqueda.

2.      Posicionar sólo para escritorio

Ya desde 2016 Google viene hablando sobre la importancia de la usabilidad para el posicionamiento SEO. No obstante, si todavía te resistes a usar estrategias SEO para dispositivos móviles, será mejor que te vayas preparando porque Jhon Mueller ya anunció que a partir de marzo de 2021 todas aquellas páginas que no estén indexadas para dispositivos móviles, no contarán para el posicionamiento SEO.

3.      Posicionar para el tráfico

Hasta no hace mucho tiempo, gran parte de los propietarios de negocios en línea realizaban estrategias de scrapping es decir, “robar” palabras clave de sitios con altos niveles de tráfico. Esto suele ser contraproducente ya que, si tu sitio posiciona para las palabras clave equivocadas, lo más probable es que el usuario abandone de inmediato ya que no encontró lo que buscaba. Los motores de búsqueda se confundirán y terminarás recibiendo una penalización.

Si quieres evitar que esto te suceda, piensa en qué es lo que caracteriza a tu marca, qué es aquello por lo que quieres que te conozcan. No te concentres en las herramientas SEO, primero formula la identidad de la marca y piensa en eso. Cuando escribas, procura que todo lo que hagas hable sobre esa bondad que te caracteriza por encima de tus competidores. Recuerda que los buscadores no sólo posicionan por el home page, sino que rastrean todos los contenidos de tu web para hacerse una idea de la temática central.

En definitiva, lo que debes hacer siempre que quieras tener un buen posicionamiento orgánico, es encontrar una voz para tu marca, ofrecer contenido de calidad e información de valor a tus usuarios. Además de esto, debes contar con un diseño eficiente, vigilar los errores y mantener buenas prácticas de optimización on page y off page. Hablarles a los buscadores cada vez se parece más a hablarle a una persona, por eso debes enfocar tus estrategias SEO en esta dirección.

Imagen de Lalmch en Pixabay.

Más Noticias

Dejar respuesta