La honestidad de los influencers en el punto de mira

Un estudio de YouGov y Grey London ha revelado que al menos un 96% de las personas de Reino Unido, no confían en lo que dicen los influencers. Las compañías han entrevistado durante un mes a los usuarios británicos, para saber cómo interactúan con algunas de sus plataformas sociales favoritas. En total, contó con 2.240 adultos (mayores de 18 años) a través de una encuesta en línea. El objetivo de este estudio, era averiguar como las marcas pueden recuperar la confianza en el mercado.

En un entorno cada vez más interconectado, las marcas han de prestar gran parte de su potencial en Internet, donde las redes sociales juegan un papel muy importante. En este ámbito, la calidad y veracidad de las publicaciones se ha visto muy perjudicada en estos últimos años. Las fake news, los anuncios políticos, los seguidores falsos o el mal uso de los datos de los usuarios, entre otros muchos factores, han sido los causantes del mal funcionamiento de las mismas.

Un ejemplo de ello, es un informe reciente que ha revelado, que las noticias falsas difundidas a través de la red social Facebook, siguen en aumento. Tanto, que en lo que va de año, la desinformación ha alcanzado a más gente que en la pasada campaña electoral de 2016 en Estados Unidos.

No obstante, y a pesar de estos datos, existe una paradoja. La encuesta ha revelado que, aunque el 63% de los usuarios británicos confía menos que hace dos años en las redes sociales, un 25% esta usando aún más estas plataformas. Este hecho confirma que, aunque las personas desconfíen de estas páginas, no supone un hecho suficiente para dejar de usarlas.

Con estos datos, el marketing de influencia es el que más perjudicado ha salido, ya que parece ser la forma menos confiable de marketing en las redes sociales. Tan sólo un 4% de los entrevistados dice confiar en los influencers, mientras que el 18% afirma confiar más en las marcas en las redes sociales, que en los influencers. Entre las razones de esta desconfianza se encuentra la falta de claridad y transparencia, que dicen puede ocurrir, cuando las personas que anuncian un producto han sido previamente pagadas por ello.

Otro punto importante del estudio, es que han sido los jóvenes británicos los que más han notado que una información es o podría ser engañosa. Lo que significa que, los adultos son más vulnerables a este tipo de contenidos y pueden no sentir que esas publicaciones distorsionadas o engañosas lo son.

Los influencers han ganado tal importancia en el entorno del marketing digital que según esta encuesta, la deshonestidad en este ámbito se considera un 54% más importante, que la deshonestidad en los miembros de la propia familia (35%). Por lo que la veracidad y transparencia en este tipo de publicaciones, debería ser un factor clave del entorno al que prestar una gran atención.