Facebook entra en China con una nueva app

Facebook entra en China con una nueva app

Facebook ha encontrado la forma de volver al mercado chino, tras su salida en 2009, a través de una aplicación.

El gobierno del país vigila el acceso de sus ciudadanos a las redes sociales y aplicaciones móviles, situación que ha afectado a compañías como WhatsApp, Gmail, Instagram y la propia Facebook.

El pasado mayo, Facebook aprobó el lanzamiento de una plataforma en China para compartir fotos, llamada Colorful Balloons. La aplicación es similar en aspecto y funciones a la original, hasta el punto que incluye la herramienta Moments.

Para sortear la censura gubernamental, Colorful Balloons ha sido creada como una compañía local, sin ninguna relación, a priori, con la red social de Silicon Valley. La puesta en marcha de esta red social muestra “la desesperación” y “hasta donde están dispuestas a ir” las grandes compañías del mundo por penetrar en el mayor mercado mundial. En concreto, se trata de una audiencia que supera los 700 millones de usuarios en internet y que gastan 635.000 millones de euros en compras online cada año.

“Hemos dicho durante mucho tiempo que estamos interesados ​​en China, y estamos invirtiendo tiempo en entender y aprender más sobre el país”, dijo Facebook en un comunicado.

Zuckerberg y su equipo han puesto en marcha su nueva red social a través de una empresa llamada Youge Internet Technology, registrada en el este de Pekín. Facebook no ha querido responder a la relación entre esta empresa y la suya. Sin embargo, la mujer que figura como directora de la compañía, Zhang Jingmei, aparece en una foto relativa a un encuentro reciente entre Facebook y el gobierno de Shanghai, sentada junto a un ejecutivo de la red social norteamericana.

De este modo, la aparición de Colorful Balloons podría socavar la mejora de las relaciones entre Facebook y el Gobierno de China, al tiempo que Zuckerberg ha puesto en manos de una empresa, con la que en principio no consta tener ninguna relación, una herramienta que empieza a entrar en pleno rendimiento.