MyPublicInbox, la startup que soluciona la saturación de tus mensajes

MyPublicInbox, la startup que soluciona la saturación de tus mensajes
Comparte este artículo:

Diariamente, los usuarios reciben un sinfín de correos electrónicos, sobre todo ahora que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Como resultado, existe una sobresaturación de mensajes que hace que muchos internautas guarden cientos o miles de ellos sin responder, simplemente porque no tienen tiempo para ello.

Y es que la hiperconectividad de Internet ha llevado la capacidad de atención al máximo. «Hay estudios que vienen a decir que una quinta parte del tiempo en ciertos trabajos se va gestionando solo correos, de los que muchos no son necesarios«, según explica Beatriz Cerrolaza, CEO y fundador de MyPublicInbox.

En este sentido, la startup se presenta como una plataforma que acaba con el caos de notificaciones y se asegura de que el usuario dedica tiempo a lo que realmente es importante. El sistema funciona a base de cobrar por enviar un mensaje, dando así a entender que el destinatario lo verá y responderá, porque también recibirá parte de ese pago.

Por su parte, la compañía sólo se queda con una pequeña comisión. El proyecto comenzó a probarse en octubre de 2019, y a día de hoy ya es una firma independiente y está planificando su salto a otros mercados, tras hacer la prueba piloto en España.

Los usuarios que opten por recibir mensajes a través de esta plataforma se conocen como perfiles públicos. Por el momento, la firma cuenta con casi mil dados de alta. Entre los usuarios que utilizan este sistema, destacan el periodista y escritor Arturo Pérez-Reverte, Cayetana Guillén Cuervo, José Luis Garci, Juan Gómez Jurado, Lorenzo Caprile, Ferrán Adriá y Rudy Fernández, entre otros.

Respecto a su funcionamiento, el sistema es bastante simple y fácil de usar. Una vez que el usuario se da de alta como perfil público, debe establecer el precio que va a cobrar por contestar a cada mensaje.

Esta cifra no se fija en euros sino en ‘tempos’, es decir, una moneda virtual que ha desarrollado la propia compañía para operar. «Cien tempos, al cambio, son como un euro«, explica la compañía. Cada cliente es libre de establecer el precio para contestar a los mensajes, aun así la media suele ser de unos 300 tempos.

Por ejemplo, Pérez-Reverte cobra 800 ‘tempos’, mientras que David Broncano unos 500 ‘tempos’. En función del perfil, el precio será mayor o menor. «Se habla de que los datos son el nuevo petróleo. Puede ser, pero también el tiempo es cada vez más valioso y hay que pagarlo«, según defiende Cerrolaza.

¿Vale 3 euros un email con la certeza de que lo va a leer? La profesional contrasta esa inversión con la posibilidad de encontrarte a Ferrán Adriá en una cafetería, pagarle un ‘espresso’ y hacerle la propuesta que le vas a hacer en el mensaje. Además, no se pierde nada ya que si el destinatario no contesta en 5 días, se devuelve el dinero.

Más Noticias

Dejar respuesta