La administración Trump contrata una startup para construir el muro fronterizo virtual

Comparte este artículo:

La startup con sede en California, Anduril, ha sido contratada por el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (U.S. Customs and Border Protection, CBP) para desplegar torres de vigilancia portátiles destinadas a detectar vehículos en movimiento y figuras humanas a través de la frontera de Estados Unidos.

Así pues, el acuerdo permitirá a la agencia fronteriza comprar 140 torres en 2021 y 2022, complementándose a las 60 torres actuales que ya formaban parte de un programa piloto, para alcanzar un total de 200 torres, según recoge The Whasington Post.

¿En qué consiste exactamente el muro fronterizo virtual?

Se trata de un sistema que mediante cámaras e imágenes térmicas, detectan objetos en movimiento y alimentan un sistema de inteligencia artificial capaz de distinguir entre animales, humanos y vehículos, enviando información de localización y mapeo directamente a los dispositivos móviles de los agentes de patrulla estadounidense.

De esta forma, las torres de vigilancia autónomas, conocidas anteriormente como Innovative Towers, operan fuera de la red con energía 100 por ciento renovable y proporcionan operaciones de vigilancia autónomas las 24 horas del día, los 365 días del año.

En oposición a los detractores del muro fronterizo físico que Trump prometió a su llegada al poder, muchos demócratas han promovido la tecnología fronteriza “inteligente” como una alternativa más efectiva y económica a la versión que Trump está tratando de instalar y que está promoviendo en la campaña electoral, pues supondría aproximadamente unos 15 mil millones $.

“Estas torres le dan a los agentes en el campo una ventaja significativa contra las redes criminales que facilitan la actividad transfronteriza ilegal, afirma el jefe de la Patrulla Fronteriza, Rodney Scott“Cuanto más sepan nuestros agentes sobre lo que encuentran en el campo, más seguros y efectivos podrán responder”.

Perfectamente adecuado para ubicaciones remotas y rurales, el sistema de Torres de Vigilancia Autónoma (Autonomous Surveillance Towers, AST) escanea el entorno con radar para detectar movimiento, orienta una cámara hacia la ubicación del movimiento detectado por el radar y analiza las imágenes utilizando algoritmos para identificar de forma autónoma elementos de interés, como personas o vehículos.

Inmediatamente después, los agentes de la Patrulla Fronteriza son alertados de este hecho y tienen la oportunidad de tomar la determinación final sobre qué es el objeto de análisis de las torres de vigilancia y podrán determinar si representan o no una amenaza.

“No importa a dónde vayamos como país, necesitamos tener conciencia de la situación en la frontera, declaró Matthew Steckman, director de ingresos de Anduril. “No importa si habla con un demócrata o un republicano, están de acuerdo en que este tipo de sistema es necesario”.

Más Noticias

Dejar respuesta