Nuevas pantallas de gafreno y plata para smartphones desarrolladas por investigadores de la Universidad de Sussex

Nuevas pantallas de gafreno y plata para smartphones desarrolladas por investigadores de la Universidad de Sussex

Investigadores de la Universidad de Sussex, en Reino Unido, han desarrollado un nuevo material que puede evitar roturas de pantalla de los ‘smartphones‘, el material ha sido fabricado a partir de una combinación de grafeno y plata.

El nuevo material creado por los científicos de la universidad británica emplea por primera vez el grafeno para la elaboración de una pantalla de ‘smartphone’. Se trata de un material que se extrae a partir del grafito, consta de una sola línea de átomos y permite una gran conductividad.

Para sintetizar el material, los investigadores han superpuesto la línea de átomos de grafeno a un nanocable de plata en forma de película distribuido en un patrón. Como método para unir ambos materiales, han utilizado una variedad de silicona utilizada habitualmente para elaborar utensilios de cocina e implantes médicos.

Como mayor beneficio del nuevo material desarrollado, sus creadores han resaltado que resulta más resistente que el óxido de indio y estaño, el material que actualmente se emplea en la fabricación de los paneles de los ‘smartphones’, como se explica desde la web de la Universidad de Sussex. El material actual, como comentan es más quebradizo y caro de producir.

Asimismo, el uso del grafeno supone una mejora en la conductividad eléctrica del material en un factor de 10.000, lo que permite utilizar una cantidad menor de plata. Como resultado, “las pantallas serán más sensibles y utilizarán una menor energía”, ha explicado Alan Dalton, profesor de la Universidad de Sussex.

Entre el resto de beneficios, sus creadores han resaltado que puede servir para reducir los costes de la fabricación de paneles para pantallas. Esto es así porque el grafito que se emplea para elaborar el grafeno es un material más barato y más abundante que el indio utilizado actualmente.

Además, los investigadores han asegurado que se trata de una técnica escalable y aplicable a la producción de los ‘smartphones’. “Sería relativamente sencillo combinar microcables de plata y grafeno a gran escala utilizando máquinas de acabado”, según Dalton.