Google transcribe un 0,2% de las conversaciones de su asistente virtual

Asistente virtual de Google

Google admitió el pasado jueves la filtración de un conjunto de grabaciones de audio confidenciales en los Países Bajos, por parte de uno de sus revisores. La compañía ha violado sus políticas y ha filtrado datos confidenciales de audios en idioma neerlandés. Por otro lado, ha reconocido que utiliza a expertos para llevar a cabotranscripciones de, aproximadamente el 0,2% de los comandos de voz al asistentepara mejorar su funcionamiento. Sin embargo, han asegurado que no se asocian a las cuentas de usuario como parte del proceso.

Un día antes, el medio belga VRT News informaba sobre la presencia de un conjunto de archivos de audio privados procedentes de comandos de voz de usuarios al Asistente de Google, alertando de que la compañía estadounidense utilizaba expertos para transcribir estos audios. Además, comentaba que los revisores de Google podían escuchar las conversaciones y los ruidos de fondo de los usuarios del Asistente y sus altavoces inteligentes Home, incluyendo información personal como sus nombres o direcciones. También, de que estas conversaciones eran grabadas y almacenadas.

“Estamos llevando a cabo una revisión completa de nuestras medidas de seguridad para evitar que vuelvan a ocurrir conductas negativas como esta”, indicó al respecto David Monsees, product manager de Google.

La empresa, también ha explicado el funcionamiento de su tecnología de reconocimiento del habla, a través de expertos en lenguaje que “revisan y transcriben un pequeño número de comandos” para ayudar al funcionamiento del Asistente en los distintos idiomas en que está disponible. Han informado que se instruye a los revisores para que “no transcriban conversaciones de fondo u otros sonidos, y que solo transcriban las muestras de audio que son dirigidas a Google“. En este sentido, han aclarado que el Asistente de Google solo envía datos de audio a los servidores de la empresa, tras detectar el comando de activación ‘Hey, Google’.