Telegram no cifrará los mensajes de manera predeterminada

Telegram reitera su decisión de no facilitar al departamento de seguridad ruso los accesos a cuentas de usuarios

La aplicación de mensajería instantánea Telegram ha informado que el cifrado ‘end to end’ de mensajes no está activado de serie en su aplicación. La empresa ha argumentado que debe ser decisión de sus usuarios activar dicha opción ya que no desean que los mismos se conviertan en “objetivos de vigilancia especial”.

El cifrado de mensajes es uno de los aspectos en los que más énfasis ponen los usuarios en materia de privacidad, y ha sido introducido por plataformas como WhatsApp en los últimos años.

En la actualidad, Telegram sí tiene implantado el cifrado ‘end to end’ de las conversaciones, pero esta opción no aparece activada por defecto. Para habilitarla, es necesario que sean los propios usuarios quienes modifiquen la opción preestablecida desde el apartado de configuración. Aunque se active esta opción, Telegram utiliza un modelo mixto que divide los chats en dos tipos: los secretos, sobre los que el usuario tiene el control absoluto y puede decidir su cifrado y almacenamiento; y otros que se almacenan en la Nube. Gracias a esta segunda alternativa, según la empresa, se garantiza su disponibilidad en los casos en que se necesite un respaldo o copia de seguridad.

Esta explicación de Telegram ha sido incluida en el apartado de “preguntas frecuentes” de la propia aplicación. Sus responsables consideran que su decisión “permite a Telegram ser adoptado entre comunidades más amplias, no solamente entre activistas y disidentes”. Implantar el cifrado ‘end-to-end’ finalmente convertiría, según la aplicación, a sus usuarios en “objetivos de vigilancia especial en ciertos países”, que sospecharían que utilizar la ‘app’ es sinónimo de actividades sensibles.

Pese a esto, el cifrado de conversaciones es un aspecto muy reclamado por parte de muchos usuarios de Telegram, que han visto cómo WhatsApp sí que lo añadió por defecto a su servicio hace un año. Telegram, por su parte, ha defendido que su actual mecanismo de almacenar la información de las conversaciones en la Nube como “la solución más segura posible actualmente para una aplicación de mensajería masiva y popular”.