El Proptech llega para revolucionar la gestión de inmuebles

Proptech gestion inmobiliaria

La revolución en la gestión de inmuebles ha llegado de la mano de las conocidas como Proptech, dispuestas a modernizar procesos y con una orientación al cliente total; se trata de la tecnología aplicada a la propiedad, de ahí la fusión del inglés “property and technology”.

Es en la eficiencia energética, la automatización y el control de acceso donde más se está avanzando gracias al big data o la inteligencia artificial, ya que en los servicios de mantenimiento de edificios es fundamental la eficiencia de recursos.

Empresas Proptech especializadas ya ofrecen soluciones completas en este campo que permiten integrar, de manera interactiva, personalizada y en 3 dimensiones, toda la información de un edificio e incluso previsualizar recomendaciones de mejoras para el mismo (tecnología BIP).

Tareas diarias de diagnóstico e inspecciones pueden verse de manera clara en una interfaz que centraliza toda la información de un edificio en una única herramienta que permite ahorrar tiempo gracias a una gestión más eficiente.

En el campo de las comunicaciones también supone mejoras gracias a la gestión remota a través del smartphone sin necesidad de tener aplicaciones adicionales, puesto que se ejecuta en un entorno multidispositivo (tecnología CoP).

Este avance permite solicitar y ejecutar inspecciones, peritaciones de siniestros y controlar reparaciones utilizando un simple teléfono móvil a la par que se ahorran costes y se acortan los tiempos.

Estas nuevas tecnologías, no tratan de construir inmuebles domotizados en los que las persianas suben y bajan solas, si no que consisten en utilizar el conjunto de datos para calcular, prevenir y resolver incidencias. Estas serían las Smart homes, englobadas a su vez en las Smart cities, que muchos ayuntamientos se han fijado como objetivo a corto plazo para conocer, en tiempo real, los hábitos y realizar mejoras en el día a día. Las administraciones son conscientes que las nuevas generaciones crecen conectadas a dispositivos digitales, están más preocupadas por los problemas ambientales, adaptadas a la vida digital y son socialmente responsables.

La transformación digital llega a todos los ámbitos del sector inmobiliario, desde el diseño sobre el papel en los estudios de arquitectura, promotoras y constructoras, pasando por la forma de dar a conocer los proyectos y hasta la de vender y registrar esas operaciones. Sólo las empresas que dominen y entiendan las claves de estas tecnologías serán las que sobrevivan.