Un buen tratamiento anticaída a tiempo, la mejor solución para la caída del pelo

tratamiento anticaida

La caída del cabello es un tema que últimamente cada vez preocupa más tanto a hombres, como a mujeres, y muchos de ellos optan por un buen tratamiento anticaída antes de someterse a un injerto capilar.

Y es que, la tecnología y los productos capilares han avanzado mucho en este campo y existen muchos tratamientos capilares que pueden mejorar la densidad capilar sin tener que recurrir al microinjerto.

Si bien el microinjerto es la mejor solución y la definitiva, muchas personas prefieren barajar otras opciones antes de someterse al él, ya que en muchos casos basta con un tratamiento de choque para frenar esa caída del cabello que comienza a ser latente. Pero, para ello, el tiempo de actuación es fundamental y es necesario atacar al problema en su fase más preliminar.

Entre las posibles soluciones, la Bioestimulación Capilar Activa (PRP Capilar) resulta un tratamiento muy efectivo para aquellas personas que están perdiendo pelo de forma leve, activa o moderada, pero que aún mantienen las raíces del cabello. Este tratamiento consiste en introducir en el cuero cabelludo, plasma rico en factores de crecimiento del propio paciente mediante microinyecciones para llegar al folículo piloso. Este plasma al llegar de manera tan directa al folículo piloso, consigue los resultados más avanzados que se han visto a la fecha en materia de regeneración capilar.

Además, si después de las microinyecciones, se aplica el Láser Luce, los efectos que se conseguirán serán mucho más eficaces y rápidos. Ya que, el Láser Luce se utiliza para estimular el cuero cabello e incrementar el flujo sanguíneo, mejorando así el metabolismo y frenando la caída del cabello.

Otra de las opciones para frenar la caída del cabello es el Tratamiento HairFiller de mesoterapia capilar, que además de rápido es muy poco invasivo. Este tratamiento anticaída se realiza también mediante microinyecciones, que en este caso se aplican en el cuero cabelludo para introducir componentes que reemplazan las vitaminas y minerales que el cuerpo ha ido perdiendo. Estos nutrientes estimulan el crecimiento del cabello y mejoran el flujo sanguíneo, regenerando el pelo donde todavía queda folículo piloso activo.

Y para aumentar los efectos de estos tratamientos, una opción muy recurrente suele ser utilizar productos específicos que prevengan la caída capilar y ayuden en el cuidado del cabello, como pueden ser ampollas anticaídas, champús específicos… ¡Todos ellos pensados para mejorar la salud capilar de los pacientes!