Instagram incorpora nuevas funciones para acabar con el bullying

bullying

Según Ditch The Label, organización británica de lucha contra el bullying, Instagram es la red social en la que los jóvenes tienen más riesgo de sufrir hostigamiento. De hecho, el 42% de los jóvenes que han sido víctimas de acoso online ha sido a través de esta plataforma.

En este sentido, Mark Zuckerberg ha buscado combatir el problema incorporando dos nuevas funciones en la citada red social: la primera, para avisar a los usuarios cuando estén a punto de compartir un mensaje ofensivo y la segunda, para restringir los comentarios de ciertos usuarios que podrían estar realizando bullying en determinados perfiles.

De esta manera, las personas tendrán la oportunidad de reflexionar y reconsiderar sus publicaciones dañinas. Asimismo, las víctimas podrán controlar su experiencia en Instagram sin que el acosador sea consciente de ello.

“Nuestra misión es conectarte con las personas y las cosas que amas, lo que solo funciona si las personas se sienten cómodas expresándose en Instagram. Sabemos que la intimidación es un desafío al que muchos se enfrentan, especialmente los jóvenes”, ha explicado en un comunicado Adam Mosseri, jefe de Instagram. El ejecutivo ha explicado que estas dos nuevas funciones tienen en cuenta “cómo las personas se intimidan entre sí y cómo responden a la intimidación en Instagram”. Sin embargo, reconoce que, son “solo dos pasos en un camino más largo”. Asegura que es posible “hacer más para evitar que ocurra la intimidación en Instagram y para que las víctimas de la intimidación puedan defenderse por sí mismas”.

La segunda función, denominada ‘restrict’, comenzará a probarse próximamente. Los usuarios considerados como ‘ofensivos’ podrán seguir comentando, pero sus mensajes solo estarán disponibles para ellos. La víctima puede optar por hacer que los comentarios de una persona restringida puedan ser vistos por los demás usuarios mediante la aprobación de los mismos. Por otro lado, las personas restringidas no podrán ver cuándo la víctima está activa en Instagram o si ha leído sus mensajes directos.

Con estas medidas, Instagram busca reforzar su lucha contra el acoso. Y es que la red social ya permite denunciar cualquier cuenta, fotografía o comentario cuyo fin sea hacer bullying a alguien. Además, en 2018 presentaron una inteligencia artificial basada en ‘machine learning’ para escanear fotos es identificar contenido problemático. Así, es posible detectar cualquier indicio de acoso e informar, de manera automática, del contenido, que además debe ser revisado por un equipo humano.