Realidad Aumentada la nueva herramienta clave del marketing y la comunicación

Microsoft presenta gafas de realidad aumentada Hololens 2
Comparte este artículo:

La Realidad Aumentada no es un fenómeno nuevo, el concepto se ha utilizado durante los últimos cinco años como “la próxima gran novedad en marketing” con diversos grados de promesa. Sin embargo, lo que ahora está cambiando, son los avances tecnológicos que están haciendo que la Realidad Aumentada sea más fácil de usar, accesible y realista, como una herramienta legítima de marketing y comunicación para las marcas.

El año 2020 será el terreno de pruebas para esta tecnología, donde aumentará su capacidad para proporcionar experiencias de comunicación más elevadas. Se propiciará la creación de un floreciente paisaje de Realidad Aumentada que abarcará todo tipo de proyectos, desde los lugares de trabajo, hasta los eventos y la forma en la que interactuamos con el público de todo el mundo.

En el año 2016, el auge de la Realidad Aumentada con el lanzamiento de aplicaciones como Pokémon Go y Snapchat, trajo esta tecnología a la experiencia cotidiana del consumidor. Sin embargo, entonces aún eran muchos los que dudaban de su legitimidad como herramienta de marketing, reafirmándose con cuestiones como su madurez, relevancia, accesibilidad y etiquetándolo como un truco de marca.

En 2017, la introducción de ARKit de Apple y los kits de desarrollo de software (SDK) ARCore de Google, casi triplicó la cantidad de usuarios de Realidad Aumentada, al tiempo que duplicó la cantidad de dispositivos habilitados para esta tecnología al estandarizar las herramientas de desarrollo y abrir la creación de aplicaciones de Realidad Aumentada a “las masas”.

No obstante, aunque la Realidad Aumentada cuenta con usuarios leales y ha recorrido un largo camino desde su primer gran chapoteo hace casi cuatro años, la adopción generalizada apenas está comenzando ahora.

Actualmente estamos en un punto de inflexión donde la tolerancia de los empleados y clientes a las interacciones digitales mediocres se está agotando. Con tanto potencial a nuestro alcance, es hora de que comencemos a aprovechar el poder de la tecnología experiencial para los consumidores internos y externos.

Con una seria inversión de Apple, Google y Facebook, la tecnología finalmente se ha puesto al día con las aspiraciones que la Realidad Aumentada demandaba, y 2020 podría ser el año en que comencemos a ver esta tecnología integrada en nuestros espacios de trabajo cotidianos y nuestras comunicaciones de marca.

Estos son solo algunos de los desarrollos recientes que llevan Realidad Aumentada a la vanguardia de la marca del consumidor: Por ejemplo, el lanzamiento de Spark AR Studio por Facebook, que, utilizando habilidades básicas de software, permite crear efectos de Realidad Aumentada personalizados, como máscaras, filtros y probar antes de comprar experiencias de compra.

Otro ejemplo es la adopción generalizada de 5G, que cambiará drásticamente la forma en que las personas usan sus dispositivos todos los días. Tiempos de carga más rápidos, hipercapacidad, nuevas experiencias de visualización que permitirán implementaciones de la Realidad Aumentada sin afectar la calidad, el uso de datos o las velocidades de descarga

También encontramos las Gafas Apple de Realidad Aumentada, que, aunque existe confusión sobre el precio, la fecha exacta de lanzamiento y lo que incluirán exactamente sus capacidades, sin duda es una pieza de tecnología muy esperada que cambiará el juego de esta tecnología.

Todo ello hace de la Realidad Aumentada una herramienta más accesible y realista para que las marcas comiencen a incorporarse a sus estrategias en un futuro. Ya estamos viendo un montón de organizaciones que obtienen excelentes experiencias con ella. Esto, a su vez, establecerá un nuevo punto de referencia para la tolerancia entre el público consumidor y obligará a muchas grandes organizaciones a investigar e invertir en un conjunto de ofertas digitales, entre ellas la Realidad Aumentada, si lo que quieren  es mantenerse al día con los competidores y ser escuchados.

Comparte este artículo:

Dejar respuesta