Spotify: más usuarios y más pérdidas en 2019

Spotify
Comparte este artículo:

La aplicación Spotify ha presentado un balance de cuentas un tanto llamativo. Aunque los ingresos totales de la plataforma crecieron un 28,6% entre enero y diciembre del curso pasado, que representaron 6.764 millones de euros de ganancias, los costes asociados a los ingresos, alcanzaron los 5.042 millones de euros, es decir, un 29,1% más que en 2018.

Esto supone unas pérdidas netas que alcanzan la cifra de 186 millones de euros en 2019, continuando con esta línea descendente que supuso el año anterior, con 78 millones de pérdidas.

¿Cómo se explica este fracaso?

Las cuentas anuales no cuadran. Resulta raro pensar que una empresa que cierra el año con datos positivos, tanto en número de ingresos – lo hemos mostrado anteriormente- como en cantidad de usuarios, con un total de 271 millones de usuarios mensuales activos, un 31% más que el año anterior, pueda generar pérdidas.

Se debe a que el modelo de negocio de la compañía Spotify no es rentable, ya que dicha plataforma que pone al servicio de los consumidores la reproducción de música vía streaming, tiene unos costes ligados a los ingresos desorbitantes, relacionado con los derechos de autor que debe abonar a artistas y discográficas por dar su servicio. Este importe supuso 5.042 millones de euros, aumentando un 29,1% con respecto al año anterior.

El número de usuarios “premium” incrementó un 29%, hasta los 124 millones, durante el último trimestre del 2019.

Y si estos datos te parecían sorprendentes pueden serlo más. Si hemos hablado que Spotify crecía en usuarios y en ingresos totales, también lo hace en usuarios “premium”, es decir, aquellos que pagan una cuota cada mes para poder disfrutar -sin ningún tipo de restricción- de todas las posibilidades que ofrece la empresa sueca.

Pues aún con estas no se obtiene rentabilidad económica, porque a pesar de que los usuarios con cuentas gratuitas, aumentaron un 32%, hasta lograr los 153 millones, aportando a la facturación de Spotify unos 678 millones de euros, un 25,1% más, gracias a la publicidad generada los datos anuales siguen suponiendo pérdidas.

Si a pesar de obtener datos positivos se producen pérdidas, ¿cómo cambiar el modelo de negocio?

Spotify pretende solucionarlo con la apuesta decidida por los podcats, por lo que ha comprado varias productoras de pódcast, como son de Gimlet y Anchor por un valor de 308 millones de euros, Parcast, otra productora, por 50 millones de euros y firmando un acuerdo de colaboración con Higher Ground, la productora propiedad de Barack y Michelle Obama, que han logrado un incremento del 200% de las horas de conexión.

Además, la empresa presidida por Daniel Ek ha anunciado la compra de la plataforma ‘The Ringer’, una apuesta por los podcasts deportivos, de entretenimiento y de cultura pop,

Tendremos que esperar para ver si esta apuesta permite cuadrar las cuentas y se frenan los números rojos de Spotify, el gigante de la reproducción musical en streaming, o nos adentramos en una situación más crítica para la compañía, que suponga poner en entredicho su supervivencia comercial.

Más Noticias

Dejar respuesta