Street Marketing: ¿qué es?

Street Marketing: ¿qué es?

El marketing callejero o street marketing es un conjunto de técnicas que se emplean dentro de una campaña publicitaria, una campaña promocional o una campaña de comunicación. La misma se genera interactuando con el medio urbano, creando una interacción del público. Generalmente son campañas que provocan un gran impacto.

Muchos consideran que está técnica no ofrece ningún tipo de novedad. Que solo se trata de una opción más sofisticada que los conocidos folletos promocionales o flyers, pero otros consideran que son formas exitosas y de gran reconocimiento que terminan siendo muy rentables.

El punto en contra es que puede ser difícil para medir el alcance de estas acciones, si se llegara a tener una muy detallada planificación podrían obtenerse algunos resultados, el punto a favor es que suelen ser campañas que no son demasiado costosas.

Uno de los casos que más llamó la atención al respecto en los últimos tiempos es el que tuvo lugar en la Plaza de España (Madrid). El hotel VP Plaza ofreció un puesto de trabajo entregando su CV en mano en las instalaciones. La convocatoria del hotel se realizó mediante distintos medios de comunicación, provocando que se formaran colas de más de 8 mil personas que debieron esperar más de 4 horas para poder entregar el CV. Tal fue el revuelo que muchos se preguntaban si el caos era consecuencia de una mala planificación o era una acción realizada adrede para conseguir la repercusión, que finalmente consiguió.

Analizaremos las claves que nos podrían llevar a pensar que estamos frente a una acción deliberada de Street Marketing.

En la oferta de empleo se señalaba que serían 100 puestos de trabajo para distintos departamento, pero no se mencionaba el nivel de estudios que se requerían ni de los conocimientos concretos. El anuncio no parecía demasiado riguroso para un mercado tan competitivo como el laboral.

En tiempos como los que vivimos sabemos que puede darse que las empresas empleen sus propios canales para dar a conocer sus ofertas de empleo. Entonces no se entendía para qué emplear medios para esta convocatoria, en los que se anunciaba el horario donde comenzaría el proceso.

Muchos de los aspirantes señalaron que se sentían indignados, otros aprovecharon la oportunidad para tomarse selfies, mientras los medios acudían para ver de qué se trataba semejante aglomeración que se generaba desde la Plaza de España hasta el Senado.

Desde la empresa señalaron que solo querían ponerles rostro a los candidatos, por eso no se recibieron CV por mails, buscaban conocer a las personas.

Muchos simplemente anunciaron que solo se trató de una gran campaña de marketing.