Coca-Cola planea reducir el azúcar de sus bebidas adaptándose a las nuevas demandas de los consumidores

Coca-Cola

Los consumidores están cada vez más interesados en conocer cómo afecta a la salud los alimentos y bebidas que adquirimos en nuestro día a día. La cantidad de azúcar que contienen la gran mayoría de los productos es una de sus principales preocupaciones, es por ello que la compañía Coca-Cola quiere apostar por ofrecerles nuevas alternativas, así como adquirir un compromiso de reducir el azúcar un 12% más hasta el 2020.

Rafael Urrialde, director de nutrición y salud de Coca-Cola Iberia, ha recordado que la multinacional ya tiene 102 referencias sin azúcares añadidos light o zero, y que desde el año 2000 se ha reducido el contenido de azúcar por litro en España en un 38 %. Ahora, su intención es seguir las sugerencias de la OMS y “reducir por debajo del 10% el aporte de calorías que provengan del azúcar y ofertar variedades y opciones con menos azúcar o sin azúcares añadidos para que el consumidor pueda elegir la que más se adapte a cada ocasión de consumo”.

Por su parte, el director de comunicación y asuntos públicos de Coca-Cola en España, Pelayo Bezanilla, ha recalcado que la nueva estrategia de la compañía quiere “poner al consumidor en el centro de lo que hacemos” por lo que su intención es seguir “ampliando y diversificando nuestra oferta de bebidas en España y en el resto del mundo”.

Además, la multinacional comenzará a distribuir a lo largo de este año la bebida de manzana Appletiser, que hasta el momento solo se comercializaba en Canarias y que parece haber tenido éxito entre los consumidores.

Coca-Cola busca con esta nueva estrategia adaptarse a las nuevas preocupaciones de los consumidores, que cada vez están más concienciados con el tema de la salud y su estrecha relación con la alimentación. Las nuevas iniciativas de la compañía tienen la intención de llegar así a más personas dentro del mercado nacional e internacional y mantener su plan de establecerse como “marca única”.