Twitter diseña nuevas etiquetas y mensajes para controlar el contenido engañoso

Twitter diseña nuevas etiquetas y mensajes para controlar el contenido engañoso
Comparte este artículo:

La red social Twitter ha diseñado nuevas etiquetas y mensajes para poder controlar el contenido engañoso que se está propagando nuevamente en su plataforma durante estas últimas semanas. En realidad, la red se ha convertido en una de las plataformas en las que más información circula sobre el COVID-19, incluso desde el comienzo de la pandemia.

Como resultado, las fake news sobre el coronavirus se han ido multiplicando tanto que es muy complicado hallar contenido fiable. En este sentido, Twitter ha decidido añadir nuevas etiquetas y mensajes de advertencia que “proporcionarán contexto e información adicional en algunos tuits que contienen información engañosa relacionada con COVID-19“, según indica la compañía en su blog oficial.

De esta manera, será más fácil realizar la búsqueda de información creíble y se podrá reducir la difusión de contenido dañino. Se trata de otra medida que va en línea con las que se han presentado anteriormente en la ampliación de la nueva política que Twitter ha comenzado a modificar en el pasado mes de marzo.

En concreto, las nuevas etiquetas se introducirán en los tuits que aporten información engañosa relacionada con el COVID-19 y rediccionarán a los clientes a una plataforma de Twitter o una fuente legal externa que aporta información adicional sobre el contenido que se ha publicado en el tuit.

Twitter diseña nuevas etiquetas

Dependiendo de la clase de información engañosa que presenta la publicación, la red social ha optado por aplicar las advertencias directamente al tuit, haciendo muy visible que el contenido se contradice con los expertos de salud pública.

Para clasificar los tipos de advertencias, básicamente Twitter ha optado por tres:

  • Información engañosa: se aplicará en aquellas declaraciones que se han corroborado como falsas o engañosas por expertos en la materia.
  • Afirmaciones disputadas: se introducirán para aquellas declaraciones o aseveraciones en las que la exactitud, veracidad o credibilidad de la reclamación es genuinamente rebatida o desconocida.
  • Afirmaciones no verificadas: información que no está confirmada en el momento en que se comparte.

Cabe destacar que, la red social emplea sistemas internos que monitorizan el contenido relacionado con el COVID-19, de forma que no se amplifiquen los tuits con estas advertencias y etiquetas. Es más, la compañía está colaborando con socios de confianza para identificar este tipo de tuits que pueden resultar dañinos.

No cabe duda de que, las medidas vienen en el momento adecuado, ya que siete semanas después de la declaración del estado de alarma, el área de sanidad sigue dominando la conversación en Twitter sobre el COVID-19, seguida de las temáticas  transportes, economía, laboral y social, por este orden. Así se desprende del Observatorio #COVID19 de Twitter.

Más Noticias

Dejar respuesta