Kevin Mayer abandona Disney+ y se convierte en nuevo CEO de TikTok

Comparte este artículo:

Kevin Mayer, el principal ejecutivo del servicio de streaming de Walt Disney Company, abandonará la compañía de medios de comunicación y entretenimiento más grande del mundo para convertirse en Director de Operaciones (COO, del inglés Chief Operating Officer) de ByteDance, la compañía propietaria de la aplicación de vídeos cortos, TikTok.

De esta manera, Mayer trabajará mano a mano con el Fundador y Director Ejecutivo (CEO) de ByteDance, Yiming Zhang, encargándose de conducir el desarrollo global de la compañía, así como la supervisión de funciones corporativas que incluyen el desarrollo corporativo, ventas, marketing, asuntos públicos, seguridad, moderación y legal, a partir del 1 de junio, como ha informado a través de un comunicado TikTok.

Mayer dirigió el exitoso lanzamiento del servicio de streaming Disney+, pero no fue considerado para ocupar el puesto de CEO de Disney

Esta puede ser una de las principales razones del cambio de rumbo profesional de Mayer, ya que tras la dimisión en febrero del hasta ese momento CEO de la compañía, Bob Iger, no fue considerado para ocupar la más alta dirección de la compañía de entretenimiento.
Todo ello, a pesar de que Kevin Mayer, Presidente de Direct-to-Consumer & International de Walt Disney, se encargó del lanzamiento de Disney+, la gran apuesta de la empresa americana, que había puesto sus ojos en el mercado streaming, ofreciendo entretenimiento sin límites con más de 1.000 películas, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic, todo en un mismo lugar y series y Originals de Disney.

ByteDance pretende mejorar la imagen de la popular TikTok

Con el fichaje de Mayer por TikTok, la plataforma estrella entre los adolescentes y que se está convirtiendo en todo un referente cultural, da un golpe en la mesa para aminorar las críticas que recaen sobre la empresa china ByteDance, propietaria de TikTok,después de la adquisición de la red social Musical.ly (como se llamaba antes TikTok) por 1.000 millones de dólares y que tantas preocupaciones ha generado en Washington.

Esta contratación busca un doble objetivo, por un lado, seguir potenciando su crecimiento con la incorporación al equipo de creadores de directivos de alto perfil con gran visión estratégica y de mercado, y por otro lado, limpiar su imagen dañada tras las denuncias de dos senadores estadounidense que han presentado un proyecto de ley para prohibir a los empleados federales usar TikTok en smartphones entregados por el gobierno, por compartir supuestamente datos de los usuarios con el Gobierno chino.

Más Noticias

Dejar respuesta