Si no hay digitalización es imposible complacer al comprador en tiendas físicas

Si no hay digitalización es imposible complacer al comprador en tiendas físicas
Comparte este artículo:

El comercio físico y el e-commerce están destinados a hacer las paces en un futuro, con el objetivo de echar abajo las fricciones entre retailers y compradores. En este sentido, las tiendas de toda la vida están abocadas a digitalizarse y colaborar con el comercio electrónico.

De hecho, el 73% de los usuarios quiere beneficiarse de más servicios digitales en los puntos de venta físicos, según indica un estudio realizado por Bitkom en Alemania.

Entre las mejoras que desean los consumidores en las tiendas físicas, un 40% de ellos considera necesaria la conexión Wi-Fi, mientras que el 37% de los compradores estima ineludible las bonificaciones o descuentos en el punto de venta a través del smartphone.

Cuando el comprador llega a entrar en una tienda física, el 35% de ellos quiere información en tiempo real sobre la disponibilidad de un determinado producto. Asimismo, el 30% de los consumidores reclama igualmente a los puntos de venta físicos que le hagan llegar ofertas y descuentos especiales a través de las apps instaladas en su teléfono móvil.

Por los datos mencionados, se puede ver que la transparencia en el sector retail es muy importante a la hora de comunicar con los clientes. En este sentido, el 28% de los compradores desea información adicional sobre la fabricación y las condiciones de producción de los artículos expuestos en las tiendas físicas con la inestimable ayuda de códigos QR o de tabletas instaladas ad hoc.

En cuanto a aquellos clientes perdidos, un l 21% de los consumidores reclama a los retailers aplicaciones específicamente diseñadas para navegar por sus puntos de venta y hacer así más sencilla la localización de determinados productos.

Teniendo como referencia el revolucionario sistema de pago de las tienda Amazon Go, el 18% de los consumidores desearían poder abandonar las tiendas físicas pagando automáticamente sus compras con su teléfono móvil. A medida que los puntos de venta físicos se adaptan a los avances tecnológicos, tienen que hacerle frente a otras tendencias del mercado.

Por ejemplo, las compras del usuario están cada vez más impulsadas por lo ecológico que es un producto, es por ello que, las marcas están empezando a adoptar nuevas tecnologías para determinar cuáles son los que mejor se adaptan a las necesidades y deseos de sus clientes.

En este aspecto, una investigación elaborada por el medio MarketingTech, a través del Global Web Index (GWI) en 2019, muestra que, si bien el precio sigue siendo abrumadoramente el principal impulsor de las compras para los consumidores, estos también desean más acciones sobre cuestiones ecológicas y éticas en las marcas de belleza.

Más Noticias

Dejar respuesta