En España, un tercio de lo invertido en influencers se malgasta

España marketing influencers 2022
Comparte este artículo:

Es evidente que sobras casos de éxito si de marketing de influencers hablamos, pero esto no necesariamente quiere decir que todas las experiencias sean positivas; y la culpa no suelen tenerla las celebridades, sino las firmas que les pagan por su recomendación.

Al menos esto es lo que afirma un reciente estudio de la agencia Influencer Marketing H2H, colaborando con la Primetag, que indica que de los 55,7 millones de euros invertidos en publicidad con influencers durante el 2021, cerca de un tercio se malgastó.

De acuerdo a estos especialistas, esto pasó porque quienes contrataron a los influencers estaban más pendientes de contar con ellos, que de desarrollar una estrategia para que realmente tuviera sentido sumarlos a sus campañas, un error común en esta industria.

Una moda que no siempre suma

Podríamos decir entonces que el marketing de influencers, o influencer marketing, es una moda muy actual, pero que no siempre suma a las iniciativas publicitarias de las marcas. Ese informe se basa en las estadísticas de más de 76.000 creadores de contenido. Semejante cantidad de expertos no pueden estar equivocados en sus apreciaciones.

Volviendo a los números puros y duros, parece que incluso con estas conclusiones, es inalterable la confianza que los influencers y celebridades producen en quien les contacta.

Centrándonos siempre en 2021, el nivel de inversión directa en publicidad con influencers creció un 14,9% respecto de 2020, hasta los mencionados 55,2 millones de euros, y ya se prevé que en este 2022 habrá un incremento similar en el orden del 11,1%, que llevará las cifras hasta los 61,9 millones de euros, por lo que no se conoce cuál es su techo aún.

La saturación, el principal enemigo

La mayoría de los influencers consultados explican que la saturación de publicidad está detrás de que hayan abandonado las colaboraciones, porque el público no responde.

Otra confusión habitual es pagar según la cantidad de seguidores que tiene la celebridad, cuando en realidad la marca debería centrarse en el porcentaje de público orgánico, considerando así a aquel que puede sentirse interesado en su proposición.

Más Noticias

Dejar respuesta