Cómo conectar las marcas con la Generación Z

Cómo conectar las marcas con la Generación Z
Comparte este artículo:

La Generación Z suele ser esa gran olvidada por las marcas, así como una de las más exigentes con ellas. Con el fin de saber un poco más sobre esta generación, Hotwire ha organizado un webinar donde ha dado a conocer el informe “Conectando con la Gen Z: marcas, medios y redes sociales frente a experiencias phygital“.

Uno de los contextos a tener en cuenta es la pandemia, ya que ha cambiado por completo las estrategias de marketing. Justamente esta generación se ha volcado completamente en el aprendizaje, la comunicación online y ha sufrido un gran empeoramiento de la salud mental por el confinamiento.

Aún así, la Generación Z es optimista y exige un compromiso real a las marcas. Los jóvenes valoran más temáticas como sostenibilidad y diversidad, además de compartir hábitos de consumo de segunda mano. En este punto, los influencers son la mejor herramienta para conectar con este público.

En general, esta comunidad quiere y busca sentirse parte de grandes cosas. Un ejemplo de ello se ve claramente en los gamers, mayormente gente “Z”. Su gran protagonista es el vídeo, aunque también incluyen otra clase de plataformas, siempre digitales. Les encanta la autenticidad y quieren confiar totalmente en las marcas. La idea está en participar lo máximo posible para ser parte del producto o servicio.

No obstante, esta generación espera cosas muy diferentes de las marcas, de modo que la comunicación no es siempre la misma. Los “Z” son una generación muy exigente, a la que le gusta conversar sobre las marcas y no duda en quejarse si algo no es de su agrado. Gracias a que suelen crear más conversación que otros sectores, las marcas tienen una gran oportunidad ante ellas.

Es más, este público va al ritmo de las últimas tecnologías, es 100% digitalizado y autodidacta. Las marcas deben tener en cuenta que los jóvenes saben donde buscar y verifican cada detalle antes antes de tomar una decisión de compra. La mentalidad es más conceptual y no les resulta agradable la publicidad con falta de originalidad.

El consumo de la Generación Z es rápido y muy entretenido, es decir, les gusta divertirse en cada canal, una diversión rápida y eficaz. A la vista de tantos detalles, las marcas deberían considerar una serie de recursos a la hora de trabajar con influencers pertenecientes a esta generación, ya que están acostumbrados a crear su propio contenido y ser parte de la campaña.

La libertad de trabajo es uno de los factores clave para los jóvenes cuando tienen que desarrollar cualquier proyecto, además se comunican en su propio lenguaje.

Entre el gran abanico de opciones de colaboración, las agencias deberían decantarse por aquellos que aportan naturalidad, ya que se convertirá en la base del éxito en las campañas. Por último, las agencias deberían arriesgar más, ya que están tratando con una generación sin miedo y con respuesta para todo. Cuanto más aventurera sea una marca y más se adapte al ritmo de vida de esta generación, más conexión directa encontraremos con los “Z”.

Más Noticias

Dejar respuesta